viernes, 26 de febrero de 1999

El Pentium III al descubierto

Antes de la aparición del chip en el mercado una publicación
alemana ha confirmado su capacidad para reventar el polémico
número de identificación incluido en los nuevos procesadores
de Intel.
Durante los últimos meses, la polémica ha venido de la mano de
Intel y su nuevo Pentium III por la decisión de incorporar un
número de identificación a todos los chips. Este número conocido
como PSN (Pentium Serial Number) ofrece la posibilidad de
acceder a él desde las aplicaciones e, incluso, desde Internet.
Intel justifica dicha inclusión alegando su utilidad para las
transacciones electrónicas, ya que así les da una mayor
seguridad

Pero la medida del número identificativo no resultó del agrado
de una gran parte de los usuarios, así como de los defensores
de la privacidad en Internet. En sus argumentaciones se exponía
la posibilidad que tendría cualquier administrador para acceder
a dicho valor. Con dicho número sería posible identificar el
equipo y por tanto al dueño de forma inequívoca, algo que para
muchos recordaba al mito del «Gran Hermano» de George Orwell en
su novela 1984.

Para evitar esta posibilidad y acallar las quejas, Intel optó
por ofrecer los chips con dos posiciones para el acceso al
código. Por defecto, los procesadores se distribuirán con dicha
característica cerrada, dejando al usuario la decisión de
activarla mediante un programa proporcionado por la propia
compañía. La multinacional del Chip, aseguraba que no sería
posible acceder al número de serie si el usuario dejaba
desactivada dicha opción.

Pero la revista C´t, una publicación técnica alemana, ha
anunciado que uno de sus ingenieros ha sido capaz de
desarrollar un programa capaz de acceder al número de serie
incorporado en el procesador incluso sin que el usuario haya
permitido el acceso al código. Esto va en contra de todas las
afirmaciones de Intel y daría lugar a que la privacidad del
usuario se viera vulnerada.


La posibilidad de acceder a este código deja al descubierto el
valor relativo de la información del número identificativo. Si
se puede acceder por software sin permiso del usuario, también
será posible modificarlo, o devolver un número falso cuando se
solicite. Por ello, ha quedado demostrada la falta de claridad
de este valor para cualquier transacción segura.

A pesar de todo ello, la compañía sigue convencida para incluir
esta característica en sus chips, y tiene pocas intenciones de
retroceder en sus planes, asegurando que a la larga el número
identificativo será aceptado. La única medida que Intel piensa
tomar, es dar un valor de 64 bits al PSN, en vez de los
precedentes 32 bits.

Tras el anuncio de la revista C´t diversos grupos defensores del
derecho a la privacidad han solicitado a los fabricantes y
ensambladores de PCs que suspendan la venta de sistemas con
Pentium III.

Más información:
Intel: http://www.intel.com
Computer Technology: http://www.heise.de/ct/english/99/05/news1/
Campaña anti Intel: http://www.bigbrotherinside.com/


Antonio Ropero