viernes, 5 de marzo de 1999

Hackeo de un satélite ¿verdad o mentira?

En los últimos días, la noticia del hackeo de un satélite militar
británico ha rodado por todos los diarios de la red. Pero tras las
primeras noticias de alarma, no tardaron en llegar los desmentidos
oficiales.
El día 28 de febrero saltó la primera alarma, la agencia de noticias
Reuters daba la noticia de que un satélite militar Británico,
encargado de la defensa en caso de un posible ataque nuclear, fue
desviado de su trayectoria por unos desconocidos.

Según las primeras noticias, los hackers tomaron el control de uno de
los cuatro satélites conocidos como Skynet pidiendo posteriormente
una importante suma de dinero a cambio de dejar de nuevo el control
de los satélites en manos de las autoridades aerospaciales. Los
Skynet se utilizan para el control de los conflictos dentro de
Europa. El posible satélite controlado por los hackers sería el
denominado 4D, lanzado el 10 de enero de 1998 en un cohete tipo
Delta 2.

Lógicamente ante estas noticias no tardaron en saltar las primera
voces de alarma. Pero el gobierno británico reaccionó rápidamente y
el propio Ministerio de Defensa negó toda posibilidad de control por
parte de un hacker de una base militar o un satélite.

Desde luego, la polémica está servida, aunque posiblemente nunca
lleguemos a saber si realmente el satélite fue hackeado, si el
ministerio de defensa británico recibió e-mails de extorsión o si
realmente todo fue falso. Es lógico que el gobierno británico niegue
cualquier posibilidad de semejante acción pues todo su sistema
defensivo quedaría en ridículo.

Pero toda está polémica ha servido para iniciar un debate en los
medios especializados acerca de la posibilidad de hackear o tomar
control de un satélite, ya no sólo militar sino comercial. En la
actualidad se cifran en 330 los satélites comerciales que orbitan
en torno a la Tierra.

Ningún experto niega la posibilidad de que un hacker puede llegar a
tomar el control de un satélite pero las dificultades para que ello
ocurra son muy elevadas. Todas las compañías de satélites, así como
los militares, emplean encriptación para mantener todos sus datos y
comunicar las centrales con los satélites. Un atacante necesitaría
conseguir las claves de encriptación, o tomar el control del centro
o incluso ambas cosas.

En HispaSec hemos seguido puntualmente todo lo ocurrido informando
puntualmente a través de nuestro servicio de noticias breves
(http://www.hispasec.com/breves.asp).

Más información:
CNET (Primeras informaciones)
ZDNET (Desmentido de la información)
Newsbytes (Desmentido de la información)
BBC (Desmentido de la información)
CNET (Consecuencias finales)
Asociación de la Industria de Satélites
Ministerio de Defensa británico


Antonio Román/Antonio Ropero



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada