viernes, 19 de marzo de 1999

Instalación por red vulnerable en Slackware

Slackware, una de las más conocidas distribuciones de Linux es
vulnerable al instalarse en entornos de red. El sistema permite
por defecto el acceso remoto al nivel de root sin password.
Slackware es una de las distribuciones Linux más extendidas. Para
hacernos con ella podemos recurrir a las versiones en CD-ROMs, o
recurrir a bajarnos los ficheros a través de Internet. Muchos de
los sitios nos permiten también acceso NFS para realizar las
instalaciones de las distribuciones de manera directa desde la
Red.

Durante la rutina de instalación de Slackware, existe un periodo
de tiempo durante el cual el sistema es vulnerable a un login
remoto como root a través de telnet. La duración de este periodo
depende del factor humano y puede comprender desde minutos hasta
varias horas e incluso más. Esta vulnerabilidad se encuentra
presente al habilitarse las opciones de red por defecto en el
kernel disponibles en "net.i".

Un ataque a estos sistemas es factible gracias a un conjunto de
despropósitos que comienzan con que Slackware inicia y completa
su instalación sin establecer la password de root. Esto conlleva
que tras reiniciar por primera vez, el sistema se encuentra sin
password en la cuenta de administrador. A este problema local
debemos de sumar que por defecto se encuentran activados telnetd
y rlogin en inetd.conf, que se agrava con la configuración del
fichero /etc/securetty que permite el acceso root remoto
incluyendo entradas desde ttyp0 hasta ttyp3.

El arranque de los distintos componentes que forman el sistema se
va produciendo paulatinamente. En el caso de inetd, se activa en
los primeros momentos, con lo que se habilitan las conexiones de
red incluso antes de que se pueda establecer comunicación local a
través de la consola. Es en este momento cuando el sistema empieza
a ser vulnerable, y continuará así hasta que el administrador
establezca la password de root o deshabilite ciertos servicios.

El tiempo que puede pasar entre que el sistema arranca por primera
vez y se accede a la consola local, hasta que se establece la
password, depende exclusivamente del factor humano. Parece
bastante claro que durante este periodo nos encontramos ante
una vulnerabilidad que se podría presentar, sobre todo, en
administradores noveles que no optaran por establecer la password
y configuraciones de acceso remoto en los primeros momentos.

En pruebas realizadas, en un entorno muy favorable al atacante,
se ha podido comprobar como es factible realizar el acceso remoto
antes incluso de que el usuario pueda interactuar localmente por
primera vez con el sistema. Esta vulnerabilidad es especialmente
peligrosa en el caso de la instalación remota a través de NFS,
donde es factible identificar los sistemas que están instalando
Slackware directamente a través del servidor NFS o mediante
análisis del tráfico. Utilizando estas técnicas es fácil
implementar utilidades que automaticen el ataque cuando se
detecten sistemas que comiencen la instalación de esta distribución.

La forma de evitar esta vulnerabilidad a la hora de instalar
nuestra distribución de Slackware pasa por utilizar sistemas
locales y evitar NFS. Deberemos mantenernos desconectados de
la red hasta que establezcamos una configuración segura, que
pasa por establecer de forma inmediata la password de root y
borrar las entradas ptty del fichero /etc/securetty para evitar
las conexiones remotas. Otras medidas pasan por deshabilitar,
si no son necesarios, los servicios de telnet y ftp en el
fichero inetd.conf y reiniciar inetd, de la misma manera que
es recomendable invalidar rlogin, rsh y rexec.

Más información:
Bugtraq
Slackware


Bernardo Quintero



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada