viernes, 15 de octubre de 1999

HispaSec descubre una vulnerabilidad en ThunderCrypt

ThunderCrypt es una aplicación de cifrado de datos de ThunderStore,
este programa permite el cifrado de archivos y directorios mediante
el algoritmo Blowfish. El laboratorio de HispaSec ha descubierto una
debilidad por la cual el cifrado de los archivos resulta inútil.
El laboratorio de HispaSec realiza continuas pruebas de todo tipo de
programas con el objeto de evaluar la calidad y debilidades de
dichas aplicaciones. Durante la realización de estas pruebas hemos
descubierto una grave debilidad en un programa de cifrado, la cual
comunicamos a todos nuestros lectores en total primicia.

ThunderCrypt es una aplicación que permite el cifrado de archivos y
carpetas mediante el uso del algoritmo de cifrado Blowfish. Este
algoritmo, desarrollado por el prestigioso criptógrafo Bruce
Schneider en 1993 proporciona un cifrado simétrico de bloques y se
establece como sustituto de DES o IDEA. Entre las ventajas de
Blowfish se cuenta la posibilidad de tener una una longitud
variable de llave, que puede ser desde 32 bits hasta 448 bits.

El trabajo con ThunderCrypt se realiza mediante lo que se puede
denominar carpetas virtuales, en las que el usuario dispone los
diferentes archivos o carpetas que desee cifrar. De esta forma se
permite el cifrado de distintos archivos atendiendo a su temática
o utilización. Así, dependiendo del trabajo que se realice en cada
momento, se pueden mantener cifrados todos los datos salvo
únicamente aquellos que se precisan para cada ocasión.

La creación de nuevas carpetas virtuales se protege mediante una
contraseña maestra que se introduce durante la instalación del
producto. Si bien posteriormente cada carpeta se protege de forma
individual mediante su propia password.

Durante las pruebas realizadas con este programa HispaSec ha
descubierto una debilidad en su forma de trabajo que permite
recuperar cualquier archivo a pesar de que este haya sido cifrado.
Lo cual hace totalmente inútil el uso del programa. Tras el
cifrado de los archivos, ThunderCrypt borra los ficheros procesados
para que los datos queden totalmente protegidos. Pero en esta fase
recae el gran problema del programa, en nuestras pruebas hemos
podido observar como este borrado no es todo lo adecuado que podría
esperarse para un programa de seguridad de este tipo.

El problema radica en que no se realiza un borrado seguro de los
archivos, eliminando estos de la forma habitual proporcionada por
el sistema. Los archivos no pasan por la habitual papelera, pero
a pesar de ello la recuperación de los archivos eliminados queda
al alcance de cualquier software de edición de disco a bajo nivel.
Basta emplear un editor de sectores de disco para comprobar que
los datos originales siguen en el disco duro y su recuperación es
sencilla.

En las opciones de configuración de ThunderCrypt se puede
encontrar una opción que permite "Eliminar los directorios al
encriptar los archivos". Se puede pensar que hay que hacer uso de
esta opción para salvaguardar los datos, pero lo único que se
consigue es generar un archivo en el directorio cifrado con la
frase "El contenido de este directorio está encriptado con
ThunderCrypt". Al proceder a efectuar el análisis anterior con el
editor de disco, encontramos que tan sólo se ha generado dicho
archivo, es decir tan sólo un sector del disco queda realmente
sobreescrito e irrecuperable.

La protección ofrecida por ThunderCrypt es válida a efectos de
esconder la información ante las miradas de curiosos, accesos
rápidos al sistema con poco tiempo de maniobra, o atacantes de
poca experiencia. Pero es evidente que no superaría un análisis
exhaustivo. Hay que destacar que la debilidad no proviene del
cifrado, sino del método con que los archivos son eliminados. Una
medida común para asegurarse el borrado real de los archivos,
suele ser sobreescribir estos con archivos de mismo nombre de
tamaño 0, o incluso sobreescribir los ficheros con basura, para
proceder posteriormente a su borrado. Técnicas que debería
seguir este programa, y que recomendamos para posteriores
versiones.

Más información:
ThunderStore
ThunderCrypt



Antonio Ropero