jueves, 30 de diciembre de 1999

Los problemas por el efecto 2000 empiezan por Inglaterra

Ayer el Primer Ministro Británico realizó unas declaraciones
en las que afirmaba que Gran Bretaña sería el referente
mundial para el nuevo milenio. No creemos que con esta
afirmación diera a entender que serian los primeros en tener
problemas con el efecto 2000.
El HSBC, uno de los bancos británicos más importantes, ha
sido el primero en verse afectado por el efecto 2000. El
problema surgió al suministrar entre los comerciantes unas
terminales lectoras de tarjetas de crédito que tenían la
peculiaridad de aplazar el pago de las compras en cuatro
días. Estas terminales, Racal Cardmate 2000, instauradas
entre sus clientes desde el verano pasado, operaban sin
ningún problema hasta hace dos días.

El incidente ocurrió cuando el terminal se encontró con
que la fecha de aplazamiento era la del año 2000. Un fallo
en el software al no manejar correctamente las fechas
provocó que los lectores rechazaran las tarjetas que, de
momento, han quedado bloqueadas.

Resulta curioso observar como el HSBC fue uno de los grupos
pioneros en la compatibilidad con el año 2000, a 30 de junio
de 1999 anunciaron que habían actualizado todos sus sistemas
y realizado los tests Y2K con éxito. Su nota de prensa
terminaba, por aquel entonces, de esta forma:

"El objetivo final de nuestro programa del año 2000 es
asegurarse de que no hay interrupción en los servicios que
proporcionamos a nuestros clientes hasta, durante y después
de la vuelta del milenio. La finalización de nuestro programa
en este plazo ha ayudado a confirmar nuestra confianza de que
estaremos preparados para el año 2000."


Una vez más, a pesar de todo lo alarmistas que puedan parecer
este tipo de problemas, recomendamos la calma ante la entrada
del 2000. Este tipo de incidentes y otros que puedan surgir,
son tan sólo muestras evidentes de la realidad del efecto
2000. En este caso los lectores y las tarjetas podrán ser
utilizadas con total normalidad a partir del 1 de enero de
2000, según anuncio de HSBC.

Así mismo, recordamos a los usuarios de que no deben focalizar
la atención sobre el efecto 2000 en el 1 de enero del nuevo
año, ya que se prevé que será en días sucesivos, una vez
comiencen los procesos administrativos cotidianos, cuando
emergan la mayor parte de los problemas.

Más información:
Racal retailer terminals issue (HSBC Bank)
El Mundo



Antonio Román
antonio_roman@hispasec.com