sábado, 23 de enero de 2010

BIND 9.x introduce dos vulnerabilidades al corregir un fallo de noviembre

ISC (Internet System Consortium) ha publicado una actualización para BIND que corrige varios problemas de seguridad. Uno de ellos es nuevo, pero otros dos han sido introducidos al intentar corregir una vulnerabilidad de noviembre. Los fallos se centran en DNSSEC que, tras la vulnerabilidad descubierta en el protocolo DNS por Kaminsky en 2008, está más de actualidad que nunca por la necesidad de autenticar las consultas DNS.

BIND 9 es el servidor DNS más extendido en Internet. Creado originalmente por cuatro estudiantes de la universidad de Berkeley (California), en los años 80, actualmente es mantenido por el consorcio ISC. El código de BIND se reescribió desde cero en parte debido a las numerosas vulnerabilidades que fueron apareciendo y la dificultad para implementar mejoras con la base de código anterior. BIND 8 fue descontinuado en 2007. Contuvo numerosos problemas de seguridad que fueron aprovechados durante toda la década de los 90.

El día 19 de enero, ISC publicaba una nueva versión de BIND, que entre otros problemas, corregía tres vulnerabilidades, todas relacionadas con DNSSEC.

El primero se trata de un problema de validación en DNSSEC NSEC/NSEC3 que podía hacer que se "cachearan" respuestas NXDOMAIN falsas como si fueran correctas (criptográficamente validadas). Aunque reconocen que este fallo podría ser difícil de aprovechar por atacantes para envenenar una caché, sí que podría llevar a denegaciones de servicio.

Los otros dos problemas corregidos vienen por una regresión introducida en una actualización de BIND de noviembre. Uno de los problemas se trata de un error de verificación en el manejador de respuestas. Podría ser aprovechado por un atacante remoto para causar un impacto no especificado a través de una respuesta especialmente manipulada.

El otro error se trata de un salto de restricciones. Un fallo al almacenar ciertas respuestas en la caché sin realizar una validación DNSSEC adecuada. Podría ser aprovechado por un atacante remoto para eludir restricciones en la comprobación DNSSEC y perpetrar un ataque de envenenamiento caché.

Estos fallos solo afectan a BIND si se mantiene activado DNSSEC, cosa que, hoy por hoy, pocos servidores utilizan. A raíz de la vulnerabilidad descubierta en el protocolo DNS por Kaminsky en 2008, se ha visto clara la necesidad de usar criptografía para validar las comunicaciones DNS, pero todavía se está lejos de una adopción masiva. El problema de DNSSEC es básicamente, la necesidad de crear una PKI alrededor que ampare resoluciones DNS validadas criptográficamente.

Se recomienda actualizar a la última versión de BIND desde:
https://www.isc.org/


Sergio de los Santos
ssantos@hispasec.com


Más información:

BIND 9 DNSSEC validation code could cause bogus NXDOMAIN responses
https://www.isc.org/advisories/CVE-2010-0097

BIND 9 Cache Update from Additional Section (Updated 19Jan2010)
https://www.isc.org/advisories/CVE2009-4022

26/11/2009 Envenenamiento de cache DNS en BIND 9
http://www.hispasec.com/unaaldia/4051

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada