domingo, 19 de junio de 2011

Pechos descubiertos y Lulzsec

El 2 de febrero de 2004, durante el intermedio de la Super Bowl, Justin Timberlake baila junto a Janet Jackson ante más de 100 millones de espectadores. Justin, en un supuesto movimiento "casual", arranca una parte del traje (oportunamente sujeta con velcro) a Janet, que deja ver uno de sus pechos. El teatrillo permite que se vea un pezón unos segundos antes de que sea ocultado con las manos.

Consecuencias

El incidente de 2004 con los pechos de Janet sirvió como excusa ¿perfecta? para modificar las emisiones en directo. Si se habían visto unas tetas por la tele, ¿quién sabe de qué otras terribles situaciones debían protegernos las televisiones? Desde entonces, muchas retransmisiones para todo el mundo dejaron de emitirse totalmente en directo, para incluir unos minutos de retraso suficientes para poder censurar actos espontáneos. Adiós al factor sorpresa de las reivindicaciones en grandes acontecimientos. Objetivo cumplido gracias a un montaje absurdo.

¿Qué tiene que ver esto con la seguridad?

Probablemente nada, quizás mezcle situaciones dispares sin motivo. Simplemente me ha recordado un poco a lo que estamos viviendo estos días en el mundo de la seguridad con "fenómenos" como Lulzsec.

Lulzsec desde el puro gamberrismo y descaro, es un grupo que lleva unas semanas en boca de todos. Robaron datos personales de una de las páginas oficiales de Sony, entraron en los servidores de Nintendo, consiguieron contraseñas de una compañía de seguridad vinculada al FBI... una de sus últimas hazañas ha sido publicar, sin motivo aparente, las contraseñas de cuentas de correo de 62.000 usuarios de Yahoo, Hotmail y Gmail. Sus objetivos son arbitrarios y su razón... la pura diversión.

Este juego irreverente y su ostentada "irresponsabilidad", puede tener una grave consecuencia indeseada, al igual que la pequeña "broma" que los lobbies de la comunicación montaron con Janet Jackson (aunque lo de Lulzsec no sea un montaje): puede servir de excusa para que se apliquen leyes más restrictivas en Internet y así protegernos de esta banda que "anda suelta", "sin control" y para la que "cualquiera" es objetivo. Además, si a esto unimos la oleada de ataques APT (Advanced Persistent Threat), una especie de cajón desastre donde se han refugiado muchas de las víctimas de la avalancha de ataques a gran escala y objetivos "jugosos" que hemos sufrido en 2011, la sensación de inseguridad general aumenta.

Así que alguien puede estar esperando el momento oportuno para hacer campaña, y querer proteger a todos esos pobres usuarios que pueden ser objetivo potencial de Lulzsec, o detener de una vez la sangría de grandes compañías que sufren APT... Y como todos sabemos, a veces nos ofrecen una "mayor" seguridad a cambio de que los ciudadanos sacrifiquemos un poco nuestra libertad o derechos. De esta forma será más sencillo digerir lo que probablemente se convierta en un control más estricto de todos los internautas. Esperemos que como ocurrió con la teta de Janet, estos incidentes no les abonen el terreno.


Sergio de los Santos
ssantos@hispasec.com
twitter: @ssantosv

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada