domingo, 1 de abril de 2018

Microsoft corrige una grave vulnerabilidad introducida en una de sus actualizaciones

A principios de año Microsoft publicó una actualización que tenía como propósito corregir las vulnerabilidades de memoria relacionadas con Meltdown en sistemas Windows.

Este parche, aunque conseguía solucionar el mencionado bug, introducía una vulnerabilidad todavía más grave: permitía a un proceso arbitrario leer y escribir los contenidos de la memoria a velocidades de gigabytes por segundo. 

La vulnerabilidad, etiquetada con CVE-2018-1038, afecta a sistemas Windows 7 SP1 y Windows Server 2008 R2 SP1 y se debe a problemas a la hora de gestionar objetos en memoria por parte del kernel de Windows. Un atacante autenticado podría explotar esta vulnerabilidad y ejecutar código arbitrario en modo kernel, pudiendo instalar programas, modificar datos o crear cuentas adicionales de administrador.

El investigador de seguridad Ulf Frisk, quien descubrió el fallo, publicó en su blog una prueba de concepto y un detallado análisis que ha permitido a los técnicos de Microsoft publicar rápidamente el parche para esta vulnerabilidad.

Se recomienda actualizar cuanto antes si se está usando alguna de las versiones afectadas.



Laboratorio Hispasec
Más información:

CVE-2018-1038 | Windows Kernel Elevation of Privilege Vulnerability
https://portal.msrc.microsoft.com/en-US/security-guidance/advisory/CVE-2018-1038