Ha salido a la luz pública el método que utiliza Power On Software para
generar los códigos de emergencia de On Guard, un programa de seguridad
para MacOS. El poder conseguir el código correcto permite a cualquiera
autentificarse y acceder con todos los privilegios a el programa, dejando
el sistema sin protección alguna.
On Guard, también disponible ahora para Windows 95/98, es un programa de
seguridad para estaciones de trabajo que previene que los usuarios puedan
renombrar, mover, copiar y eliminar ficheros y carpetas. Limita el acceso
a las funciones de configuración del sistema y proporciona control según
el nivel del usuario que se haya autentificado. Otras funciones son la de
ofrecer un completo registro de las acciones de los usuarios o impedir el
arranque desde disco flexible, todo configurable de estación en estación
o mediante gestión centralizada a través de red.

Cuando vayamos a entrar en él, cabe la posibilidad de que hayamos olvidado
ó perdido nuestra cuenta de administración. En estos casos On Guard permite
autentificarse mediante una cuenta de emergencia. Mediante la introducción
del nombre de usuario «emergency», el programa suministra un código de
emergencia. Deberemos llamar vía telefónica a Power on Software y
suministrarle ese código, después de haber comprobado que estamos
registrados nos facilitará la contraseña de emergencia con la que poder
acceder a la administración del programa con el usuario «emergency». Una
vez logrado, se restaurará la cuenta de administrador con la contraseña a
nuestra elección.

Hasta aquí todo perfecto, si no fuera por el hecho de que el método por el
cual se genera la contraseña haya sido descubierto. El problema radica en
que se trata de una función que tiene como entradas argumentos conocidos,
como es el código de emergencia. Al salir a la luz el algoritmo que permite
generar una contraseña de emergencia en concreto, cualquiera podría utilizarlo
para autentificarse ante el programa sin necesidad de llamar por teléfono y
demostrar el registro.

Los sistemas afectados son los Apple MacOS 7.0 y 8.0 que utilicen el
programa On Guard, de Power On Software, en su versión 3.2. Hasta el
momento no existe parche que solucione el problema, cosa que es fácil y
efectiva siempre y cuando no se vuelva a utilizar un algoritmo para generar
la contraseña basado en funciones donde las variables puedan ser conocidas
por gente externa.

Más información:
Vulnerabilidad: http://www.securityfocus.com/level2/bottom.html?go=vulnerabilities&id=553
Power On Software: http://www.poweronsw.com/
On Guard: http://www.poweronsw.com/site2/html/products/og.html

Bernardo Quintero

Compártelo: