CriptoRed se presenta como uno de los proyectos más ambiciosos dentro
del campo de la difusión criptográfica a través de Internet. Esta
red de cooperación docente con todos los países de Iberoamérica cuenta
ya, en sólo 3 meses, con más de 100 miembros, la mayoría de ellos
profesores de reconocido prestigio académico e investigador, así como
buen número de universidades y centros de investigación. Os invitamos
a conocer un poco más de este sitio web de la mano del Dr. Jorge Ramió
Aguirre, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, padre y
coordinador de CriptoRed.
*Pregunta:
¿Qué es una red temática y qué es específicamente CriptoRed?

Respuesta:
Las redes temáticas, en concordancia con la definición que de ellas
puede desprenderse de los Proyectos de Cooperación Docente que cada
año presenta a concurso la Agencia Española de Cooperación
Iberoamericana AECI, la forman 3 universidades españolas y 3
universidades de los países iberoamericanos que, con el visto bueno
de sus Rectores o autoridades máximas, presentan y coordinan sendos
cursos de formación que los profesores de España imparten en
Iberoamérica y otro tanto hacen los profesores de aquellos países en
España. Aunque el número de universidades participantes que aparece
en esas convocatorias es de tres, ello debe interpretarse no
obstante que, al menos, deberán participar esa cantidad de
instituciones por cada parte. Las ayudas económicas consisten
únicamente en los gastos de billetes de avión, quedando la
manutención y alojamiento a cargo de la universidad que recibe a los
profesores.

Criptored es algo más que una Red Temática. Tiene como objetivo
básico convertirse en un sitio virtual en Internet donde profesores,
investigadores y profesionales del sector de la seguridad informática
y la criptografía puedan aportar y compartir información, en especial
de carácter docente. Es más, la información sobre estos temas que allí
se almacene será, en su gran mayoría, de libre distribución (temarios
de asignaturas, planes de estudio, apuntes y notas de clase, exámenes,
software de prácticas, etc.) por lo que, además, los mayores
beneficiarios de esta supresión de fronteras de conocimientos en
seguridad serán varios miles alumnos. Téngase en cuenta que, tras el
Informe sobre la Enseñanza de la Criptografía en las Universidades
Españolas, publicado en el número 34 del mes de abril en la revista
SIC, sabemos que existen más de 1.600 estudiantes universitarios,
solamente en nuestro país, cursando este tipo de asignaturas en cada
curso académico y cabe esperar muchos más en los países de
Iberoamérica.

En este contexto, las universidades y centros de investigación que lo
deseen podrán contactarse de una forma más sencilla a través de
CriptoRed, de forma totalmente transparente, sin que ello signifique
de forma alguna que CriptoRed vaya a tener participación alguna en los
proyectos que se generen, entre ellos los propios de las redes
temáticas antes comentadas.

*Pregunta:
En la página de CriptoRed aparecen dos tipos de alta, la de tipo
personal limitada a profesores universitarios, investigadores y
profesionales y la denominada institucional, reservada sólo a
Universidades y Centros de Investigación. ¿Cómo se interpreta esto?

Respuesta:
Una red temática, por lo comentado anteriormente es, básicamente, un
proyecto de cooperación docente interuniversitario. La información que
se va a depositar en Criptored es, por tanto, en su mayor parte de
índole académico o docente. Dentro de estos temas está, cómo no,
resúmenes de proyectos de investigación desarrollados en las
universidades. Ahora bien, los Centros de Investigación son, en ese
aspecto, un referente muy importante y por ello se incluye a sus
investigadores en ese mismo grupo, aunque no impartan docencia
reglada. Por último, si en las empresas y organismos oficiales del
sector de la seguridad informática, la seguridad en redes y la
criptografía en general, un número considerable en España hay que
decirlo, nos encontramos con un importante número de técnicos
especializados en estos temas y son, además, las primeras que reciben
a nuestros titulados, ¿por qué dejarlas de lado? Aunque en este caso
no aportarán información docente a la red como los otros miembros,
sí se ha creído conveniente que estén dentro de la red y puedan
aportar información diversa; es más, su presencia puede ser de mucha
utilidad para futuros proyectos de colaboración.

Por otra parte, está lo que se ha denominado el Alta Institucional,
reservada sólo para Universidades y Centros de Investigación por dos
razones. Primero, por ser consecuente con el objetivo principal de
esta red, el intercambio de información docente y el hecho de estar
CriptoRed enmarcado en las denominadas Redes Temáticas, algo en
principio ajeno a las empresas y, segundo, debido a que la movilidad
de sus miembros es mucho menos significativa que en estas últimas.
Este tipo de alta va asociada con la designación por las autoridades
de esa institución de un Coordinador Local que tendrá como una de sus
funciones, además de la representatividad ante una asamblea de
miembros, la de hacer llegar al Coordinador General de la red
cualquier modificación de los datos correspondientes a esa institución
o noticia docente que se produzca y que pueda ser de interés para los
miembros de la red.

*Pregunta:
Ha hablado de fases en este proyecto. ¿Cuáles son y qué significan?

Respuesta:
En primer lugar, lo más importante era obtener un reconocimiento y
apoyo de la autoridad máxima de la Universidad Politécnica de Madrid,
su Rector. Como este proyecto tendría como objetivo los países
iberoamericanos, se proyectó realizar el documento de creación de
la red en una universidad chilena, en particular la Universidad de
Tarapacá en la ciudad de Arica. Al ser, junto con Argentina, los
países más lejanos del extremo sur, qué duda cabe que ese solo hecho
tenía un valor añadido. Aprovechando entonces una invitación del
Rector de dicha universidad para impartir un curso y dar algunas
conferencias sobre criptografía, y contando con el apoyo de la
Dirección de Relaciones con Latinoamérica de la UPM, en julio de
1999 durante mi visita se redacta en esa ciudad chilena el documento
de gestación de la red con el nombre «Programa de Fortalecimiento de
Grupos Docentes en la Enseñanza de la Seguridad Informática y
Protección de la Información». En él se detallan las acciones a
seguir en un período de tres años como ya se ha comentado.

Cumplida esa fase en el mes de octubre de 1999, que podríamos
denominar fase 0, una vez se reciben las cartas de apoyo
institucional de los respectivos Rectores, comienza en el mes de
diciembre de 1999 la Fase 1, que coincide con el nacimiento del
sitio Web, todavía bajo el servidor del departamento de LPSI. En
ella el objetivo principal es captar el mayor número de miembros
entre profesores e investigadores españoles de reconocido prestigio
en criptografía. Evidentemente, esta fase puede ser muy crítica si
la respuesta no es la esperada. No obstante, en menos de un mes se
supera la cantidad de 50 miembros y en estos momentos, tres meses
después, esta cantidad supera los 100. Todos ellos profesionales
de mucha valía y nivel académico, lo que da la seriedad al proyecto
que se estaba buscando desde el principio. Esta fase llega a su
práctica culminación a finales del mes de febrero del año 2000.

La segunda fase consiste en la promoción de esta red dentro de las
empresas del sector en España. Comienza a mediados del mes de
febrero de 2000. Como decía antes, éstas deben estar presentes en
la red aunque su aportación consista, tal vez en la mayoría de los
casos, solamente en compartir una información común. En este
apartado hay que considerar, además, el tema de los patrocinadores.
Estamos hablando de cualquier empresa, mediana o grande, que desee
contribuir a la buena marcha de esta iniciativa y que permita,
entre otras cosas, dar a conocer la red en los países de
Iberoamérica, en su momento contratar a algún becario que colabore
en funciones de actualización de datos, mantenimiento del sitio
Web, consultas a los Coordinadores Locales, etc. Y algo muy
importante: su colaboración económica permitirá afrontar los gastos
de adquisición de máquinas para el servidor, software específico para
su gestión y aquellos gastos de representación que no pueden cargarse
a los presupuestos ordinarios de las redes temáticas.

La fase 3, cuyo inicio se ha establecido a mediados del mes de marzo,
consiste en la solicitud formal a los miembros para el envío de
contenidos docentes al Coordinador General de la red, para ir
llenando de información el sitio Web, en especial en las secciones
Docencia e Investigación, en ese mismo orden de prioridad. Se espera
que para finales del mes de marzo o comienzos de abril, la mayoría
de las universidades españolas estén dadas de alta como institución
y que, por lo tanto, cuenten con un Coordinador Local para planificar
el envío o comprobación de estos datos con su centro.

Por último, la cuarta fase cuyo comienzo está planificado para
mediados del mes de abril, consistirá en el envío de documentación
sobre esta red y sus objetivos a la toda comunidad científica de
Iberoamérica. Este apartado de contacto con universidades de
Latinoamérica también se realiza en estos momentos, si bien de forma
muy esporádica y no como una campaña en el estricto sentido de la
palabra. Estamos hablando de más de 600 instituciones entre
universidades, centros de estudios superiores y de investigación de
las que, con toda seguridad, un buen número de ellas impartirán
docencia en carreras afines a estos temas, es decir por lo general
Ingenierías en Informática, Telecomunicaciones, Electrónica,
Industriales y Licenciaturas en Matemática.

Se espera que esta última fase, en donde se incluye tanto la
promoción de la red, la recepción y gestión de altas personales y
de instituciones como la de datos o contenidos, esté prácticamente
concluida en el verano europeo del año 2000. De esta forma, para
el inicio del curso académico 2000/2001, CriptoRed debería estar
ya completamente configurada y dando ese servicio a varios miles
de alumnos universitarios, profesionales y usuarios de la red en
general como predican sus objetivos.

Más información:
CriptoRed
CriptoRed nace para compartir información de criptografía

Bernardo Quintero
bernardo@hispasec.com

Compártelo: