miércoles, 7 de marzo de 2001

Una de espías

Tras el revuelo producido por el arresto del agente del FBI, Robert
Hanssen, el FBI sigue una nueva línea de investigación que les lleva a
contemplar la posibilidad de que datos sensibles de los servicios de
investigación estatales hayan estado expuestos a la substracción por
parte de agentes rusos.
Se especula que Robert Hanssen pudo desarrollar en el pasado un programa
que abriría una puerta trasera en los sistemas informáticos del FBI, lo
que daría facilidad a agentes rusos de poder sustraer información
clasificada de alto secreto de la red Intelink. Intelink es la red
dedicada y protegida que tienen los servicios de seguridad
norteamericanos con el fin de intercambiarse información sensible para
agilizar sus investigaciones.

Según fuentes del FBI, en la actualidad se investiga si Hanssen tenía
acceso a la mencionada red, fuentes de la investigación especulan con
la posibilidad de que el espía hubiera desarrollado una puerta trasera.
Pero debido a la posibilidad de que fuera descubierta por las
comprobaciones que se hicieron en los sistemas de las agencias de
seguridad estatales para prevenir el efecto 2000 los destruyera, no
quedando evidencia de su existencia. El FBI espera poder demostrar sus
conjeturas con la declaración del ex-agente detenido.



Antonio Román Arrebola
antonio_roman@hispasec.com


Más información:

The Register:
http://www.theregister.co.uk/content/8/17359.htm