En estos momentos la Casa Blanca está perfilando un plan nacional para
dar una mayor seguridad a Internet.

Este plan comienza con polémica, debido a que algunas empresas
tecnológicas están promoviendo una campaña con la finalidad de que el
gobierno norteamericano acoja en este nuevo plan recomendaciones que
a su entender son imprescindibles.

El plan en cuestión se estima que verá la luz el 18 de septiembre, y
parece que en cerca de 150 páginas recoge 80 nuevas obligaciones
para el gobierno, compañías, universidades y usuarios personales.

Este nuevo plan se fundamenta en varios puntos, tales como la
supervisión por parte de organismos gubernamentales del modo que las
compañías hacen uso de la información de sus usuarios. Restricción del
uso de ciertas tecnologías inalámbricas. Obligación a las agencias
del gobierno a la compra de software certificado. Establecer un centro
para el estudio de virus informáticos y una partida presupuestaria
para implementar medidas que tiendan a dar una mayor seguridad a los
enrutadores que controlan el tráfico de Internet. No se podían olvidar
de la recolección y el análisis de datos que discurran a través de
universidades ya que el gobierno estima que la mayoría de los ataques
a sistemas provienen de estos lugares.

Allan Paller, director de SANS Institute declaró «realmente me han
dado una sacudida eléctrica en cómo las compañías han estado actuando
en su propio interés más bien que en el interés nacional»

Antonio J. Román Arrebola
roman@hispasec.com

Más información:

Administration Pares Cyber-Security Plan
http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/articles/A59168-2002Sep9.html

Estados Unidos considera la creación de un fondo para ciberseguridad
http://www.idg.es/comunicaciones/noticia.asp?id=25837

Compártelo: