viernes, 24 de febrero de 2012

DNSChanger, una moda... ¿de 2008?


Es inevitable. De vez en cuando, alguien lanza la voz de alarma, y se pone de "moda" alguna familia de malware, independientemente de su peligrosidad. Leemos en titulares lo que parece el apocalipsis del malware. Lo peor es sospechar que la moda es en realidad de 2008.

Con titulares como "Llega un virus alta peligrosidad "DNS Changer"" y frases como "diversos organismos de seguridad en Internet a nivel mundial han alertado de la peligrosidad del virus DNS Changer, [...] de difícil erradicación en los ordenadores afectados." Desinforman y meten el miedo en el cuerpo, alejando al usuario de otros peligros mucho más reales y complejos. Veamos qué está pasando realmente.

Lo que llega a VirusTotal

Entendemos que lo que llega a VirusTotal es un buen indicador de qué está pasando ahí fuera. Así que buscamos por "Dnschanger" en la base de datos. Esto siempre tiene sus riesgos, puesto que la nomenclatura actual de las firmas es un absoluto desastre, y pocas veces se ponen de acuerdo. Aun así los resultados, ordenados por las veces que han llegado, son de las últimas dos semanas.



Comprobamos que unos pocos bichos de 2008-2009 han "vuelto" y han sido muy enviados en las últimas semanas. El primero, con 1.282 envíos, ni siquiera es un DNSChanger, sino un keygen para piratear un programa comercial. Así que tenemos muy pocas muestras de 2012 catalogadas más o menos de forma unánime como DNSChanger, pero sí algunas que, desde 2008, han vuelto a la "brecha" volviendo a ser muy enviadas a VirusTotal. Vamos a analizarlas un poco.

¿Se ha puesto de moda malware de 2008?

Pues eso parece. Leyendo las características de ese DNSChanger, vemos que su principal objetivo es modificar los servidores DNS en local de la máquina hacia estos rangos:

85.255.112.0 hasta 85.255.127.255
67.210.0.0 hasta 67.210.15.255
93.188.160.0 hasta 93.188.167.255
77.67.83.0 hasta 77.67.83.255
213.109.64.0 hasta 213.109.79.255
64.28.176.0 hasta 64.28.191.255

Efectivamente, analizando la muestra que más veces ha llegado en las últimas dos semanas, vemos que, tras un menú que simula ser un programa de codecs.


Termina cambiando los DNS. El programa hace poco más (crea ficheros con nombres como freebsd.exe y notepad.exe en el temporal, no sabemos bien por qué).


Ahora, con estos DNS, Google no va donde debería, por ejemplo:



Analizando estos troyanos, hemos recordado anuncios anteriores en UAD, por ejemplo
Donde se hablaba de mejoras en este malware. Curiosamente, el rango de direcciones IP de los DNS falsos sigue siendo el mismo. Tras varias muestras, consigo extraer estos DNS falsos:

85.255.113.205, 85.255.112.144, 85.255.114.75, 85.255.112.212, 85.255.116.71 y 85.255.112.63.

Efectivamente, en el rango anunciado.

¿Es un "revival" de un malware antiguo?

Tampoco podemos asegurarlo totalmente, pero todo indica que más o menos es así. Buscamos en la base de datos de VirusTotal y encontramos sobre todo muestras de este tipo que modifiquen los servidores DNS de la manera que indican... así que todo apunta a que es esto lo que está ocurriendo. Aunque también puede ser que estemos hablando de malware que no está en VirusTotal, o que no hemos sabido encontrar por ese nombre... quién sabe.

Desde luego, si es el caso, este malware no es en absoluto de "difícil erradicación"... basta con cambiar los DNS locales de la máquina. Y su peligrosidad es muy limitada comparada con la sofisticación que podemos encontrar ahí fuera.

Otras curiosidades

Comprobando esto, hemos acudido a la página http://dnschanger.eu/, un servicio gratuito para comprobar si se están usando servidores DNS "rogue" o falsos. Gracias a mi compañero David García, hemos descubierto algo interesante. En principio nos parecía mala idea usar un dominio para comprobar si se están usando en el sistema DNS falsos. El operador de estos servidores DNS que ha infectado tu máquina, solo tendría que redirigir, bloquear o cambiar la IP del dominio para engañar al usuario, y este nunca sabría realmente si sus DNS son los buenos o no. Es lo de siempre: no puedes realizar operaciones concluyentes sobre si un sistema está infectado... operando desde el propio sistema.

Intentando averiguar cómo hace la página para saber si el visitante cuenta con DNS maliciosos o no, hemos descubierto que dnschagner.eu utiliza el dominio dns-ok.de. Muchos de estos DNS "malos", devuelven una resolución diferente a la de los "buenos" de este dominio, y ese es el criterio que parece seguir. Los DNS "buenos" resuelven a 85.214.11.195 y los malos a 85.214.11.194. El método parece consistir en conseguir la imagen alojada en dns-ok.de/images/t2logo.gif.


Así, si puedes descargar esta imagen: http://85.214.11.194/images/t2logo.gif (pero resolviendo el dominio) es que estás infectado. Si no, es que en realidad estás acudiendo a http://85.214.11.194/images/t2logo.gif y por tanto no estás infectado.

Es un método curioso (y con flecos), del que todavía quedaría por averiguar los detalles. Parece que se debe "condenar" a los servidores que se saben "rogue" a resolver de forma controlada hacia otra IP... He llamado a la OSI (Oficina de Seguridad del Internauta) para ver si nos lo pueden aclarar, y estamos esperando respuesta.

Protegerse de verdad

Como siempre que hay una alerta mediática, aparecen métodos y herramientas para protegerse. En realidad el método más eficaz para evitar que algo o alguien te modifique los DNS ya está inventado: son los permisos nativos de Windows. Los datos de las interfaces de red se almacenan en el registro.

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\services\Tcpip\Parameters\Interfaces

Si somos usuarios, no podremos cambiarlo. Si somos administradores... debemos impedirnos a nosotros mismos y a todo lo que ejecutemos que pueda modificar sus valores. Con el botón derecho sobre esa rama, cambiamos los permisos y eliminamos el "control total" sobre los administradores. Ya nadie podrá cambiar las propiedades de nuestras interfaces de red. Esto es lo más efectivo (siempre que recuerdes que lo has cambiado y reviertas la configuración cuando sea necesario).



Más información:

Llega un virus alta peligrosidad "DNS Changer"

Troyano DNS-Changer redirige a páginas maliciosas


Sergio de los Santos
Twitter: @ssantosv

5 comentarios:

  1. Excelente articulo SErgio, gracias por compartir la informacion (muy bueno lo de protegerse de Verdad)

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el artículo, quitando hierro a tantas tonterías que se leen sobre seguridad. De todas formas no entiendo bien la imagen de Busca.Info porque la URL que aparece es www.googel.es: no www.google.es. He probado con algunos de los servidor "rogue" y el primero que me ha funcionado, 85.255.112.212, resuelve www.google.com correctamente. Me gustaría que me lo aclaraseis.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Llevas razón. Después de tantas pruebas, quizás sea un simple error al teclear, achacado erróneamente al "rogue" DNS. Disculpad. En cualquier caso, sí que hay dominios que modifica su resolución.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la aclaración.

      Un saludo

      Eliminar
    2. Por lo que leí, el FBI tomó el control de los "rogue DNS" y los reemplazó por "DNS legítimos", de modo que aún estando infectados estos rogue DNS tendrían que resolver las direcciones correctamente sin enviar al usuario afectado a una web maliciosa. Esta claro que la captura que ponen es debido a un error de tipeo.

      Eliminar