Hace algo más de un mes HispaSec publicó un boletín sobre
el descifrado de los discos DVD, lo que posibilitaba su
visionado bajo el sistema operativo Linux (para el cual no
existen soluciones DVD comerciales, a fecha de escribir este
texto). Una semanas más tarde, la DVD-CC (Digital Versatile
Disc Copy Control) presentaba una demanda contra los autores
del programa y contra aquellos usuarios de Internet con
enlaces en sus páginas hacia el programa DeCCS.
A continuación adjuntamos el comunicado de la GILC (Campaña
Global para la Libertad en Internet), difundido a través de
su representante es España (FrEE -FRonteras Electrónicas
España), el pasado Miércoles, 19 de Enero de 2000, respecto
a esta demanda.


Nosotros, los abajo firmantes de la Campaña Global para la Libertad
en Internet (GILC son sus siglas en inglés) una coalición formada por
más de 50 grupos defensores de las libertades civiles en Internet en el
mundo entero, creemos que la demanda legal de la Digital Versatile
Disc Copy Control [DVD-CCA] contra decenas de personas en todo el
mundo podría tener un impacto muy nocivo y severo en la libertad de
expressión.

Creemos que a aquellos que detentan la propiedad intelectual no se
les debería permitir expandir sus derechos de propiedad intelectual a
expensas de la libertad de expresión, la ingeniería en reverso legal de
los programas de ordenador utilizada por razones de interoperabilidad
y las discusiones acerca de cuestiones técnicas y científicas en la Red.

La demanda legal de DVD-CCA entra en conflicto directo con los
acuerdos sobre de los derechos humanos de las Naciones Unidas y con
la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de
América.

EL CASO

Pocos después delas navidades la Digital Versatile Disc Copy Control
Association (DVD-CCA) presentó una demanda en California contra
diversas personas en el mundo entero que habían publicado
información acerca de un sistema de codificación de DVD conocido
como DVD Content Scrambling System (CSS) o bien habían puesto
enlaces a esa información en Internet.

La raíz del caso es la alegación de que la ingeniería en reverso del
sistema DVS CSS era "inapropiada" (párrafo 18), "no autorizada"
(párrafo 20) "apropiación indebida de secretos industriales" (párrafo 21)
"uso no autorizado de información propietaria del CSS, que fue
hackeada ilegalmente" (párrafo 22). DVD-CCA aún ha de presentar
alguna prueba substancial de tales alegaciones, y es muy improbable
que se demuestre que son verdaderas ante un tribunal.

En la demanda se afirma que los acusados están violando secretos
industriales y otros derechos de la propiedad intelectual al publicar y
discutir el código fuente (o simplemente poner enlaces a otros sitios
web que lo publican o discuten) de un sistema para decodificar discos
DVD basado en ingeniería en reverso que es perfectamente legal.

Sin embargo, los individuos que son blanco de la DVD-CCA lo que han
hecho en realidad es participar en debates legítimos y protegidos por
la libertad de expresión, lo cual incluye software, descripciones
textuales, y discusiones en relación al DVD CSS. Este tipo de debate
no se ha generado ni es copia de documentos industriales secretos que
pertenezcan a la DVD-CCA.

El copyright no ofrece a nadie ningún derecho a poseer las "ideas";
sólo a proteger la forma exacta en la que están expresadas. De la
misma forma, la ley para la protección de los secretos industriales sólo
controla aquellas personas que han aceptado mantener el secreto y se
les ha informado de tal secreto; el resto de la gente es libre para
descubrir el secreto de forma independiente.

Las ideas que se discuten e implementan fueron obtenidas cuando un
ingeniero estudió un producto de DVD ("ingenería en reverso") que es
legal en la mayoría de los países. De hecho, el Decreto de 1998 de los
Estados Unidos sobre el Copyright Digital del Milenio afirma en su
sección 1201(f) que la ingeniería en reverso de un sistema de cifrado
para la protección de copias es legal por razones de
"interoperabilidad" entre sistemas computacionales.

El código fuente decodificador que constituye el nucleo del caso,
llamado "DeCSS", fue creado por terceras personas, no por los
acusados, para permitir que los ordenadores Linux puedan utilizar
drivers para DVD y acceder a su contenido, puesto que la propia
industria no ha podido producir los drivers necesarios para este sistema
operativo.

Entre las afirmaciones de la DVD-CCA se hace una sugerencia
altamente cuestionable de que el objetivo real del código fuente es
permitir la duplicación ilegal de los discos DVD.

Algunos expertos (como Eric S. Raymond) han afirmado que el CSS no
evita para nada la piratería. De hecho, los DVDs ya pueden copiarse
utilizando otros medios, así que nadie necesita el DeCSS para duplicar
DVDs, y la DVD-CCA sabe esto muy bien. La noción de que el DeCSS
podría tener una función en la distribución de películas pirateadas vía
internet es un absurdo. Costaría una semana bajarse una película con
el mejor modem que uno pueda conseguir en la actualidad.

EL TRANSFONDO REAL

El objetivo real tras la tecnología CSS y esta demanda legal es evitar
que las películas vendidas en una zona del mundo se puedan visionar
en reproductores DVD de otra zona. La industria cinematográfica teme
que pueda perder dividendos si una película lanzada en los Estados
Unidos pueda verse en Europa, Asia o Sudamérica antes de que pueda
verse en los cines de esos países. (Recientemente, la industria del cine
ha exigido que los fabricantes dejen de fabricar reproductores de zona
"mundial" que sean capaces de reproducir películas en cualquier
zona).

DVD-CCA también ofrece licencias a fabricantes y distribuidores de
programas de ordenador que han producido software reproductor de
DVD para usarse en sistemas Mac y Windows. DeCSS y otro software
similar permite la creación de nuevos reproductores DVD que son
freeware, y que compiten por tanto con productos comerciales
controlados. Así pues, el temor de la DVD-CCA es perder beneficios a
la hora de manufacturar y vender licencias.

NUESTRA POSICION

Nosotros los miembros abajo firmantes de la Campaña Global para la
Libertad en Internet creemos que esta demanda podría tener un
impacto nocivo en la libertad de expresión. En nuestra opinión, las
acciones de la DVD CCA entran en conflicto directo con los acuerdos
sobre derechos humanos de las Naciones Unidas y la Primera
Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, ya que la
información que los programadores han puesto en la red es legal.

También somos contrarios al intento de la DVD-CCA de convertir en
borrosa la distinción entre poner uno mismo material en la web y
simplemente poner un enlace a este material. Si lo obtenido
originalmente por ingenería en reverso era legal, tal y como nosotros
creemos, entonces la subsiguiente re-publicación de la información
también es legal.

Las tácticas de la DVD-CCA han conseguido crear la percepción de
que la DVD-CCA cree en la coacción, al usar grandes fajos de billetes
de banco para enviar abogados contra ciudadanos de a pie.

Consideramos que a los que detentan propiedad intelectual no se les
debería permitir expandir sus derechos de propiedad a expensas de la
libertad de expresión, especialmente cuando la expresión en cuestión
sirve para explicar cómo las compañías han impedido la diseminación
de nuevas ideas científicas.

Consideramos que la DVD CCA está usando las leyes de la propiedad
intelectual para subvertir la libertad de expresión en el ciberespacio.

Firmas:

American Civil Liberties Union
Canadian Journalists for Free Expression
Computer Professionals for Social Responsibility
Cyber-Rights & Cyber-Liberties (UK)
Derechos Human Rights
Electronic Frontier Foundation
Electronic Frontiers Australia
Electronic Frontier Canada (EFC)
Electronic Privacy Information Center
Equipo Nizkor
FITUG e.V.
Fronteras Electronicas España (FrEE)
Index on Censorship
Internet Freedom
IRIS (Imaginons un reseau Internet solidaire, France)
NaST (Networkers against Surveillance Taskforce, JAPAN)
NetAction
Peacefire
Privacy International
quintessenz
VIBE

PARA MAS INFORMACION
The Global Internet Liberty Campaign
Declaración de prensa de la Opendvd.org (en inglés)
Facsimil de la demanda de daños inflingidos por apropiación indebida
de secretos industriales de la DVD-CCA (en inglés)
Artículo en Wired (en inglés)
San Jose Mercury (en inglés)
Eric S. Raymond sobre el caso (en inglés)
Análisis en alemán
-.-. --.- -.-. --.- -.-. --.- -.-. --.- -.-. --.- -.-. --.-

Más información:
Fronteras Electronicas España (FrEE)
Cae la protección criptográfica de los DVDs
http://www.hispasec.com/unaaldia.asp?id=398
http://www.argo.es/~jcea/artic/

Jesús Cea Avión
jcea@hispasec.com

Compártelo: